Camilo GC                                     Pensamiento Antropológico Colombiano

La mirada de los cuerpos, Oliver Faure, vol 2 los orígenes de una representación moderna del cuerpo “el cuerpo  maquina” pp. 23-56/ Historia del Cuerpo Autores: Jean-Jacques Courtine (coord.), Alain Corbin (coord.), Georges Vigarello (coord.) Editores: Taurus Ediciones Año de publicación: 2005 País: España Idioma: Español
Contexto y origen

Competencia del autor

Intención del autor tema que aborda

Objetivos específicos del texto

Tipo de análisis

Influencia sobre la coyuntura de los asuntos que tratan

Esquema y análisis

Tesis propuesta

Desarrollo de su tesis

Elementos esenciales de la argumentación

Hilo conductor

Balance

Principales enseñanzas

Texto para un público occidental académico relacionado con las ciencias sociales.

Otras publicaciones: Mundo científico, Nº 193, 1998 , pags. 47-49; FAURE Olivier, Les stratégies sanitaires In Mirko Grmek (dir.), Histoire de la pensée médicale en Occident, vol. 2, “De la Rennaissance aux lumières”, Paris, Seuil, 1999, pp. 279-296

Se propone realizar una reconstrucción histórica sobre la idea del cuerpo relacionada con  las representaciones medicas desde el S XVIII al S  XIX.

El objetivo del texto es mostrar los cambios que se han tenido sobre la concepción de las personas sobre el cuerpo occidental atreves de los paradigmas de la ciencia y el desarrollo de las tecnologías.

El libro fue publicado en el año 2005 cuando se presentaron serios disturbios en Francia, tras la muerte de dos adolecentes pertenecientes a minorías, que terminaron electrocutados al escapar de la policía y después fueron calificados como “escoria” por el entonces Ministro del interior y ahora presidente de Francia Nicolás Sarkozy. Los disturbios duraron dos semanas y fueron controlados a través de políticas locales radicales como el toque de queda.

Para Faure la imagen del cuerpo está ligada a visiones cientifistas medicas y populares, pues no es apropiado desligarse de las concepciones culturales de herencia histórica.

Faure desarrolla su tesis sobre la mirada de los médicos a través de dos ideas principales: El cuerpo explorado, fragmentado y negado, donde nos muestra como la exploración del cuerpo es afectado por el nacimiento de la medicina moderna y el descubrimiento del nuevo mundo, donde la observación toma un papel fundamental en  el diagnostico y tratamiento de las enfermedades ligado estrechamente con el desarrollo de instrumentos de medición; otra idea principal es lo que él denomina el retorno del cuerpo maquina, donde parece haber un abandono de los hospitales que hasta el momento eran parte esencial en el estudio de la ciencia y pasan a ser remplazados por el laboratorio, donde el cuerpo se empieza a considerar un organismo que hace parte de un sistema que es afectado por muchos otros.

Observamos cómo se desarrolla entre los médicos y los pacientes una relación afectada por las concepciones científicas, que cambia las apropiaciones y las visiones del cuerpo y su tratamiento a través del tiempo.

Según el autor las representaciones y paradigmas en la medicina   son un poco difusos, pues no se puede determinar en qué momento una representación acerca del cuerpo pasa a prevalecer sobre otra, ni tampoco en qué momento estas terminan; pero si se puede llegar a ver la transformación a través del tiempo y la distancia, donde el cuerpo se estudia y entiende ya no desde una visión general, sino que se ha transformado hacia una observación cada vez más específica y particular.

Faure, Oliver (2005) La Mirada de Los Médicos, Corbin, Alain (dir). Historia del Cuerpo (II) De la Revolución Francesa a la Gran Guerra. Madrid: Taurus, 2005, pp23-56.

La intención del autor es mostrarnos las percepciones del cuerpo, haciendo un recorrido por las representaciones medicas que hicieron posible los conceptos actuales que manejamos para la lectura del mismo en occidente.

Para esto el autor recurre a varias ideas generales, como la fragmentación del cuerpo ligado con el nacimiento de la medicina moderna, donde la ciencia se institucionaliza, los hospitales y los cirujanos empiezan a jugar un papel indispensable para cubrir las necesidades de los estados para incrementar su población y tener un control fisiológico sobre la salud de las personas. A partir de esto se llegó a una vigilancia más cercana e intensa del cuerpo y una relación más cercana entre el paciente y el doctor adquiriendo un lenguaje común para la descripción de las dolencias.

La segunda parte del texto hace referencia a lo que él llama “el retorno del cuerpo maquina” donde nos dice que los laboratorios pasan a jugar un rol muy importante dentro del pensamiento científico, restándole importancia a los hospitales y como resultado se llegó a   la “deshumanización de la medicina” así pues las relaciones entre las personas cambian   ligadas al surgimiento de estados liberales, (que yo entiendo como neo-liberales) las personas y no el estado, son responsables de sí mismas y la noción de comunidad desaparece desembocando en el individualismo.

Podemos observar como el autor nos muestra que las relaciones del cuerpo están íntimamente ligadas con saberes como la ciencia, física y la política y en cuanto a la percepción y manejo del mismo a través del tiempo. Desde el nacimiento de la medicina se observa el manejo del cuerpo: primero desde lo exterior y lentamente a través de él, se pasa a un manejo mecanicista, fisiológico y luego experimental.

García, Raúl (2000) Micro Políticas del Cuerpo, De la Conquista de América a la Última Dictadura Militar. Buenos Aires : Biblos

El autor nos habla de cómo la dominación en América comienza a través de la dominación del cuerpo del indígena por parte de los conquistadores, que conllevaron a la apropiación de la tierra y creencias en América, mediante la Imposición de cultura hispánica a la fuerza de trabajo tortura como activación del cuerpo y sometimiento de la persona.

La conquista indígena se dio a través de prácticas de violencia contra el cuerpo,  como golpes mutilaciones y  matanzas tenían como objetivo doblegar la moral y conciencia del indígena para apropiarse de todo lo que consideraban debían arrebatarles como la autonomía la tierra el oro etc.(pp:31)

El papel de la religión cristiana fue fundamental en este cambio de ideologías y de cómo los indígenas se percibían frente a  sí mismos y a los conquistadores, dadas las evidentes jerarquías que manejan las religiones judeocristianas y donde el indio se sitúa en el último peldaño (pp: 41). Los métodos que utilizó la iglesia en un principio no diferían en mucho de los que practicaban los conquistadores militares en cuanto a la violencia física, donde la tortura y el terror actuaban como “una doctrina de miedo” según el historiador Ricardo Rodríguez (pp:48). Mediante el castigo se buscaba escarmentar a los infractores y disuadir a los posibles rebeldes desarrollando sumisión en las comunidades.

Con el pasar del tiempo la violencia física iría mutando en otra más sutil por parte de la compañía de Jesús, lo que el autor relata cómo disuasión mediante la imposición de labores rutinarias y repetitivas, que se volverían hábitos y así organizar la vida de los indígenas en torno a una doctrina productiva para los propósitos de la iglesia (pp:37)

Por último el autor rescata el papel de la resistencia de algunos lideres indígenas  que trataron  de defender su mundo y sus tierras (sin mucho éxito) de la represión conquistadora, primero de los españoles y por ultimo del mismo ejército argentino que veía en el indio un obstáculo en la homogenización de una nación productiva, de acuerdo al los valores de la nueva república, lo que ya no se traduciría en el sometimiento del cuerpo indígena sino en la aniquilación del mismo mediante la usurpación de sus tierras.(pp:78)

EL Cuerpo ordinario, Ory Pascal, vol 2 “el cuerpo ordinario” pp. 135-164/ Historia del Cuerpo Autores: Jean-Jacques Courtine (coord.), Alain Corbin (coord.), Georges Vigarello (coord.) Editores: Taurus Ediciones Año de publicación: 2005 País: España Idioma: Español
Contexto y origen

Competencia del autor

Intención del autor tema que aborda

Objetivos específicos del texto

Tipo de análisis

Influencia sobre la coyuntura de los asuntos que tratan

Esquema y análisis

Tesis propuesta

Desarrollo de su tesis

Elementos esenciales de la argumentación

Hilo conductor

Balance

Principales enseñanzas

Texto para un público occidental académico relacionado con las ciencias sociales.

Historiador Frances, especialista en la historia de las culturas y de la política, profesor de la Universidad de Paris  Sorbonne, segundo presidente de la (ADHC) Asociación para el Desarrollo de la Historia y la Cultura

propone realizar una genealogía sobre la idea el cuerpo y la imagen en el siglo anterior S. XX

Al rededor de un recuento genealógico el autor pretende demostrar como la concepción de belleza e imagen se relaciona con los movimientos económicos y sociales de occidente.

El libro fue publicado en el año 2005 cuando se presentaron serios disturbios en Francia, tras la muerte de dos adolecentes pertenecientes a minorías, que terminaron electrocutados al escapar de la policía y después fueron calificados como “escoria” por el entonces Ministro del interior y ahora presidente de Francia Nicolás Sarkozy. Los disturbios duraron dos semanas y fueron controlados a través de políticas locales radicales como el toque de queda.

Ory liga la imagen del cuerpo con los diferentes movimientos sociales y económicos que se han presentado en occidente a lo largo del S XX.

El autor  desarrolla su tesis alrededor de tres  marcos como lo son: lo que él llama la modelización que comprende la lucha cosmética anti envejecimiento hasta la dietética siempre influenciado por  el desarrollo de la industria,  específicamente en el área del cuidado del cuerpo y el exhibicionismo difundido a través de los medios de comunicación;  otro marco se centra en las nuevas reglas de juego de los cuerpos, donde muestra como la representación e imagen personal, pasa a ser lo que se auto percibe por medio del  espejo y la apariencia física  empieza a ser una manifestación ante las costumbres establecidas culturalmente, descubriendo cada vez más la piel y erotizando la imagen que se desea proyectar; por ultimo en el marco de cuerpos en prueba, Ory habla de el surgimiento de los deportes al aire libre como una especie de respuesta al trabajo y las regulaciones competitivas en las ciudades.

A lo largo del siglo XX y siguiendo procesos como la globalización, el capitalismo, la industrialización, las dinámicas laborales; la imagen personal ha cambiado y ha hecho parte fundamental como manifestación autónoma de lo que se quiere proyectar para llegar a ser.

Los cambios en la construcción de identidad se han desarrollado sobre la autonomía de los individuos ante la necesidad de auto inventarse y crear una imagen para ser aceptados, incluidos o permanecer dentro de grupos sociales. Pero tal vez lo más importante con respecto a estas identidades, es la posibilidad de cambio donde pueden llega a entremezclarse diferentes imágenes, (las que se tenían con las nuevas) y trascender en algunas más nuevas, donde el individuo puede  llegar a  reevaluar sus propias preferencias, que irán desde lo que está proyectando a los demás, como lo que se  puede pensar  dentro de sí, de esta manera  no solo  está en un constante cambio y descubrimiento  de lo que se desea proyectar, sino que ligado a esto también está el cambio de lo que se percibe de la sociedad , lo cual trae  implicaciones políticas importantes.

Elías contrapone proceso que conllevaron a estos conceptos de cultura y civilización en Francia y Alemania, recurre a libros del SXIII de buenas maneras buscando demostrar de que manera la educación y las costumbres se relacionan en el pensamiento hacia la civilización a través de normas regulatorias de comportamiento

Chris shiling toma esta teoría de Elías y le agrega nociones naturalistas y construcciones sociales argumentando que la socialización conduce a la individualización encaminando todo hacia una racionalización del cuerpo civilizado dentro de las sociedades occidentales.

Así pues el autor estudia el cuerpo a través de los códigos de conducta y de control en las transformaciones históricas. Elías nos habla de cómo durante el Medioevo existía una cierta espontaneidad sexual lo que conllevo a aumentar la demanda de un control sobre los miembros de las comunidades lo que se traduciría en las buenas maneras que se convertirían en modelos de conducta relacionados con el estatus y el poder y sanciones sociales para la falta de etiqueta. Llegamos entonces al desarrollo de un control del cuerpo tanto del propio como el de los demás. Estas características sirvieron como elementos para la identificación personal y las de las personas que se relacionaban en torno a ellas.

Para Elías la civilización se mide en torno al grado de pacificación interna de las sociedades en torno al autocontrol, la reflexividad, las relaciones y los cambios.

El control racional de las emociones produce los seres sociales que deben incorporar características como los modales como marcadores de identidad, la socialización y la noción de ser individuos únicos. Según el autor el ser social es un recipiente que contiene normas y códigos morales.

Foucault, Michael (1992) “Undécima Lección”. 17 de marzo de 1976” Genealogía del racismo. Madrid: La Piqueta, pp. 217-244

Michel Foucault nació en Poitiers (Francia) en 1926. Estudió Filosofía y Psicología en la Escuela Normal Superior de París. Enseñó Filosofía en Túnez y en las universidades de Clermont-Ferrand y Vincennes. En 1971 fue nombrado profesor de Historia de los Sistemas de Pensamiento en el prestigioso Collège de France. Murió en 1984.  Si bien él mismo rechazaba la calificación de estructuralista, puede considerárselo como uno de los principales representantes de esta corriente. Jean Piaget definió al pensamiento de Foucault como “un estructuralismo sin estructuras”.[1]

En la undécima lección del College de France (1975-1976), el autor nos presenta la noción de Biopoder, que se traduce como el poder del soberano sobre la vida de los sujetos ejercido mediante mecanismos disciplinarios y muestra como durante los siglos XVII y XVIII se originó a través de la intervención de los fenómenos endémicos.

Es importante destacar que el biopoder no actúa directamente sobre el cuerpo, sino sobre las sociedades mediante censos, planes demográficos (pp: 223), clasificación de las poblaciones, desarrollando diferentes estrategias de gobierno para cada uno de los sujetos, el biopoder no impone sino conlleva a la autorregulación del cuerpo (pp:223).

Mientras que en el renacimiento el poder depende del estado donde el soberano deja morir o hace vivir, en las épocas siguientes adquiere más responsabilidades, debe gobernar la vida, es esto lo que el autor llama poder anatomopolítico, noción que encierra concepciones y control sobre el cuerpo, la urbanidad y la higiene para mejor la calidad de vida de las personas.(pp:220)

La sexualidad se empalma en estos fenómenos de masa y reproducción pasando entonces a ser normativizada, normativa y normalizadora durante el ascenso del capitalismo, lo que condujo a la biopolítica con el control de la natalidad que ejerce mayor dominación sobre las personas, y no solo los que ya existen sino sobre aquellos que han de existir, es decir el poder es ejercido desde mucho antes del nacimiento del sujeto. En conclusión el poder no es solamente coercitivo debe haber relaciones de poder donde se relacionen las fuerzas tanto de quienes lo ostentan como  de aquellos que lo soportan, debe  funcionar bajo reglas, pues el poder no es  que se dejen de hacer, por el contrario es lograr que se  hagan cosas.

Dreyfus, Hubert L. y Paul Rabinow (1982). Michael Foucault: mas allá del estructuralismo y la hermenéutica. Buenos Aires: Nueva Vision. Pp155-171; 199-214.

Hubert Dreyfus L, es profesor de psicología de la universidad de California en Berkeley, B.A. Harvard, 1951 (highest honors in philosophy) M.A. Harvard, 1952

Ph.D. Harvard, 1964

Paul Rabinow profesor de antropología de la Universidad de California, B.A.(1965), M.A.(1967), y  Ph.D.(1970) en anthropology de la University of Chicago. Studio en  École Pratique des Hautes Étudese en Paris (1965-66).

El propósito de los autores es como ellos mismos lo dicen hacer una sinopsis del trabajo de Foucault sobre la modernidad en relación a las prácticas sociales, para esto los autores se centran en dos ideas fundamentales en este trabajo: la hipótesis represiva y el Biopoder. (pp: 151-171)

La hipótesis represiva, como es explicada por los autores trata básicamente de la represión de los impulsos sexuales y posterior control de la sexualidad, vinculada al capitalismo, dado que las prácticas sexuales debían ser compatibles con los modelos que se planeaban difundir para la sociedad, (pp:157), así se permitió la creación de  falsas conciencias y suprimir los deseos (pp:158).

El biopoder es explicado  a partir de la genealogía,  como una forma escondida que contiene mecanismos que trabajan para la manipulación de masas y control de individuos, mediante la incorporación de conceptos científicos dentro de la política encaminados hacia el poder (pp:163), lo que fue indispensable en la formación de estados capitalistas.

Los autores nos hablan también del papel de la policía, como garante y vigilante de que las nuevas normas se cumplieran para disciplinar la sociedad y así proteger el poder del estado. Finalmente terminan por incluir la hipótesis represiva dentro del biopoder, al tomar el control administrativo del sexo, la institucionalización de programas de bienestar social por parte del estado que originan la demanda y dependencia de los sujetos. (pp170)

En la genealogía del individuo  como sujeto (pp: 199-214) nos dice que para Foucault  la sexualidad es un instrumento del biopoder  y por lo tanto una invención, dado que el sexo es un deseo demasiado poderoso requirió de formas de autoregulamiento y autocontrol como lo fueron la confesión y para esto el autoconocimiento.

La tesis gira en torno a cuatro estrategias de poder-saber para controlar la sexualidad de las personas: la histerización del cuerpo de las mujeres, la pedagogización del cuerpo del niño, la socialización del a conducta de la pareja como un cuerpo político y la psiquiatrización de los placeres perversos donde la sexualidad se conecta con la naturaleza de los individuos, lo que llevaría a la “sensualización del poder y ganancia del placer” (pp:202-204).

Para finalizar Dreyfus y Rabinow nos hablan de lo que llaman ciencias sociales subjetivantes, que en cuanto a las tecnologías confesionales nos muestra como el sujeto se vuelve dependiente de profesionales, que le ayuden a conocerse a sí mismos y a realizar sus propios deseos (pp:211). En cuanto a los científicos sociales y el rol de estos en la interpretación y estudio de las representaciones que rigen las conductas y las relaciones de los actores, deben evitar “los pasos falsos” del estructuralismo de buscar significados escondidos detrás de las dinámicas sociales al adoptar la “analítica interpretativa” de Foucault.

Guiddens, Anthony (1991) “los contornos de la modernidad reciente” Modernidad e Identidad del Yo. Barcelona: Península, 1995 pp: 21-50

Anthony Guidens sociólogo Británico famoso por su teoría de la estructuración en las sociedades modernas,  es considerado como uno de los contribuyentes más importantes para la sociología, es autor de por lo menos 34 libros  publicados en  29 lenguajes, es uno de los científicos británicos más reconocidos de las ciencias sociales desde John Maynard Keynes (George Ritzer (ed.), The Blackwell Companion to Major Contemporary Social Theorists, Blackwell Publishing, 2003)

El autor nos muestra un cambio en lo que él llama la modernidad, donde  las representaciones  sociales encaminan al individuo hacia una separación del tiempo y del espacio (pp:28), un dinamismo acompañado por un sistema explicito relacionado con la confianza desarrollada por las instituciones sociales, que manejan las relaciones de los individuos, quienes se llevan a pensar en sí mismos y en la sociedad a través de saberes expertos propios de las instituciones que producen conocimiento acerca de nuestros propios sistemas (pp:30).

Así mismo dice que a partir de lo que él llama la modernidad, la racionalidad de los individuos es influenciada por el desarrollo probabilístico, pues se asume la posibilidad de riesgo dentro de las poblaciones (pp:32), si sumamos la universalidad y el papel de los medios de comunicación (pp: 39), las conciencias cotidianas se ven afectadas por sucesos distantes obteniendo  grandes efectos  sobre la seguridad (pp:41) , originando importantes  transformaciones y exceso de fragmentación en la identidad del yo, por la imposibilidad de controlar la vida

Dado que las vidas de las personas se relacionan con la estructuración de lo social (pp:42),  la identidad  se vuelve  inestable y cambiante, llevando al individuo  a la búsqueda de textos de autoayuda que  van de la mano de la psicoterapia y de nuevos mecanismos para des problematizar  y asesorar la reflexividad  del yo (pp:50).

Rose, Nikolas (1999). Governing the soul. The Shaping of The Private  Self, 2° ed. London, New York, : Free Association Cooks, pp 217-272.

Profesor de sociología en el LSE London School of Economics.

Investigaciones: racionalidad política y tecnología de gobierno, aspectos sociales de la vida y la biomedicina. Actualmente estudia biología y genética psiquiátrica y neurociencia del comportamiento.

Rose  nos muestra la relación del poder político con la psicología y procede a ligarlo con el poder del estado, donde la psicología, la psiquiatría y las demás ” psy”  , no son solo instrumentos de poder sino que se ejerce el poder a través de estos mecanismos innovadores. Argumento que desarrolla después de analizar el concepto de Foucault de gobernabilidad e introduce el concepto de gobierno a distancia, que no es más que ejercer poder a través del tiempo y la distancia. el autor desea que pensemos acerca de estos temas de manera consciente.

El autor empieza haciendo referencia a Mauss, hablándonos de cómo las religiones judeocristianas en occidente lograron conformar una personalidad política y jurídica con la conciencia (entendida como un concepto interior de existencia) y la universalidad a través de la relación de cada ser humano con su dios. Como la iglesia ejerce el poder de dios en la tierra,   desarrollaron mecanismos para el control y gobierno del alma como lo fueron la confesión (pp:222).Pero esta no fue la única forma de autogobierno, también lo fueron los modales y las buenas maneras que fueron de la mano con la monopolización de la fuerza por los estados en las cortes aristocráticas, la higiene personal ligada a la sobrepoblación en los centros urbanos y las condiciones sanitarias  en la industrialización entre otras.(pp:225)

El capitalismo nos llevó a la constitución de estados benefactores que debían velar por el bienestar de sus gobernados, a través de instituciones como el ejercito, las escuelas, hospitales, prisiones, wellfare etc, que le proporcionaran al sujeto seguridad y dependencia de acuerdo al bienestar común de la sociedad, pero sin olvidar las normas morales heredadas a través de la iglesia y la familia como buenas costumbres que hasta el momento eran garantes del orden social. Es lo que el autor llama culturas positivas (pp:220).

La industrialización sumada al capitalismo permitieron el surgimiento de compañías que se ocupaban de suplir las necesidades de las personas, que poco a poco se fueron convirtiendo en consumidores, quienes de un momento a otro tuvieron ante sí un gran universo de productos que estaban a su disposición y que podían obtener a través del trabajo, productos que les permitían proyectar la imagen que desearan ante los demás.

En estos momentos el papel de los estados ya no era el de benefactor pues ya eran los individuos quienes debían preocuparse por sí mismos. El estado los obligaba a ser cada vez más libres e independientes, las antiguas instituciones morales como la iglesia y la familia pasaron a ser reminiscencias de un pasado, lo verdaderamente importante era la adquisición de capitales a través del cada vez más especializado mercado laboral.(pp:248). El individuo ya no era socialmente responsable de las demás personas ni el estado del individuo, así pues muchos sujetos no pudieron  adaptarse, llegando a necesitar ayuda con tanta libertad (pp:260).

Un fenómeno que se desprende de esto, son los nuevos programas mediáticos a través  de los cuales algunas personas buscan expiar sus culpas frente a millones de espectadores,  también se diversificaron  cada vez más los especialistas que ayudan a aceptar  la nueva libertad, es aquí que Rose habla de los diferentes “psy” o como el también los llama “ingenieros del alma”(pp:264), que son profesionales  que por medio de innovadoras  terapias y métodos,  dicen cómo hacer cosas que en el pasado eran naturales como la crianza de los hijos, hablar en público, decidir estudiar, vestirse etc.(pp:262)

En conclusión la independencia que se ha ganado a través de los modelos neoliberales ya no nos hacen dependientes de un estado benefactor, ahora tenemos  un sinnúmero de posibilidades para escoger y transformar nuestra persona tanto y tantas veces como nuestro dinero lo permita, lo que lleva a mayor subjetividad del cuerpo (pp:271), pero nuestra alma mutada  sigue sujeta a quienes nos gobiernan, quienes ejercen el poder  a través de la economía y los mercados, siguen diciéndonos que hacer  y que elegir, que está de moda y que no, que es lo que recomiendan los expertos y que es lo más adecuado para nuestras vidas.

Shilling, Chris, the body and social Theory,” The civilized body” pp70-99, 127-149. ed Sage Publication Ltd, 2003.

Chris shilling es profesor de sociología  en la Universidad de Kent en Inglaterra, es editor de Sociology of Education Abstracts, hace parte del  international advisory boards of The Sociological Review, Irish Journal of Sociology, Body & Society, and Sport, Ethics and Society.

En estos capítulos Shiling nos lleva a cuestionarnos a cerca de ¿Qué clase de problema es el cuerpo? ¿De qué elementos debe dar cuenta? ¿Acaso hay consideración de la fenomenología en los tratamientos que se le han dado a partir de la sociología?

Un cuerpo socialmente construido (pp: 70-99)

El autor analiza los trabajos más importantes sobre el cuerpo del constructivismo, principalmente Foucault. Goffman y Turner donde sitúan el significado del cuerpo de acuerdo a las estructuras sociales.

Shiling nos dice que la existencia del cuerpo es vista por Foucault como un  hecho dado, (pp75) mientras que Goffman  nos muestra con  el interaccionismo simbólico, la  relación con el cuerpo y la forma que es utilizado como un portador de símbolos, lo cual es puesto  en evidencia dentro de la interacción social; Shiling le critica la falta de perspectiva histórica, cómo la interacción social se relaciona directamente con el orden político local, además lo acusa de  de no estar situado en tiempo ni en espacio, pues de acuerdo a su propia tesis, el cuerpo esta históricamente marcado por el orden mundial.

También se refiere a Frank (pp:94), cuando asevera que no es un problema de control, sino de comunicación de la sociedad, las sociedades controlan y las personas desean, entonces estamos ante el control de tendencias sociales, aquí Shiling aporta al mostrar  la falta de observación del cuerpo  como un hecho individual; en cuanto a Turner, dice que sitúa a la persona  frente a las imposiciones de la vida social y que  ve al individuo en situaciones especificas (pp:89) pero no en un compendio macrosocial y macroestructural.

Shilling, Chris, the body and social Theory,” The civilized body” pp70-99, 127-149. ed Sage Publication Ltd, 2003.

Chris shilling es profesor de sociología  en la Universidad de Kent en Inglaterra, es editor de Sociology of Education Abstracts, hace parte del  international advisory boards of The Sociological Review, Irish Journal of Sociology, Body & Society, and Sport, Ethics and Society.

El capital físico (pp:127-149)

En este capítulo Shiling nos dice que los gestos y las maneras no son heredables, así que cada generación debe adquirir su propio capital físico, cuya producción se debe entender como el desarrollo de los cuerpos en torno a ser reconocido en la sociedad (pp:127). Este capital se utiliza como medio de adquisición de estatus y prestigio en la sociedad y es fundamental como herramienta para obtener otros capitales (pp:128)

A través de la acumulación de este capital los individuos se relacionan con las clases sociales y se emplazan dentro de ellas, donde son evaluados, bajo varios criterios los cuales tiene riesgos y costos asociados.

En las clases bajas (pp:130) los trabajos manuales y las carreras deportivas pueden convertir este capital en algo económico; mientras que en la clase alta se refuerzan diferencias entre los estamentos a raíz de conductas dentro de actividades exclusivas, como los deportes (pp:132) que enfatizan  conductas y valores, esto permite al individuo relacionarse e instruirse en ciertas situaciones de cara al futuro. Son estas elites (pp:148) las que desarrollan y se apropian de actividades de mayor valor o capital físico dentro de las sociedades, para distinguirse del resto, lo que estigma y marca  el origen de la pequeña burguesía.

Durante el análisis que nos presenta Shiling acerca de la teoría de Bourdieu, nos muestra la importancia del cuerpo y el valor asociado a este dentro de las sociedades, donde se puede clasificar a los individuos dentro de grupos determinado, con valores y defectos asociados a cada uno de ellos. Cuando nos referimos a minorías o grupos oprimidos, la estigmatización a la cual algunos individuos deben hacer frente dificultan la adquisición de este capital y mucho más aún la permanencia en una clase más alta, en el caso que se presente la movilidad social, debido tanto por la posible discriminación como al aislamiento que adoptan muchos individuos a causa de su propio capital físico.

Gómez, Roció del Socorro Y Julián González (2003) Design /Diseñar el cuerpo joven y urbano, Cali: Universidad del Valle; Colciencias, pp. 113-134.

Roció Gómez: Doctorado en Doctorado en Educación. Universidad Pedagógica Nacional, Bogotá, UPNB, Colombia Maestría/Magister en Magister Investig. y Docencia Comunicación Social. Instituto de Artes y Ciencias Sociales, ARCIS, Chile Título: Matriz de conceptos sobre tecnología comunicacional e ideologías profesionales: Aportes para la producción académica e comunicadores sociales, Año de obtención: 1993Tutor: Patricio Quiroga Pregrado/Universitario en Comunicación Social. Universidad Del Valle, UV, Colombia Título: Memoria sobre la implementación del Modelo Pedagógico Integrado (MPI) en el Colegio Coomeva – Cali

¿Cómo se reproduce la sociedad en los jóvenes?

Los autores buscan determinar espacios de diseño y comunicación corporal que se realice en nichos sociales, es así que el termino de juventudes urbanas, es una  categoría para determinar poblaciones en espacios urbanos de encuentro juvenil; espacios donde los accesorios e iconos hacen parte fundamental de esta identidad (pp:140), para las juventudes es importante crear y conseguir espacios libres de arbitramientos y regulaciones de otros medios, pues el cuerpo no se expresa de la misma manera en todos los lugares, se busca incorporarse a un lugar por medio de la estimulación corporal.

Los juegos corporales son la forma como se usa el cuerpo como recurso de interacción social (pp:138), en lo que el autor llama grupos de pares, donde se sienten representados con un estilo propio relacionado con el diseño de la persona dentro de un grupo determinado, aquí entra a jugar un papel fundamental la auto-vigilancia para que los individuos no se salgan de los parámetros del grupo (pp:149).

Los autores nos muestran lo que llaman un proyecto corporal (pp:124) que  se realiza  por los jóvenes mediante el diseño y consumo de accesorios que permite cambiar la experiencia de cómo se es visto y cómo se ve a los otros, así pues  la mirada “ test óptico”  juega un rol indispensable en la presentación y aceptación del grupo (pp:157). Dentro de esta auto-vigilancia interviene la industria cultural a través de los medios de consumo y puesta en escena (pp: 163). Esta estimulación de los sentidos y sensibilización por el diseño corporal está íntimamente ligada a la educación de otros, a través de las relaciones sociales.

Sohn, Anne-Marie, (2006). “ El cuerpo Sexuado”, Courtine, Janes Jacqes. Historia del Cuerpo (III). Las mutaciones de la mirada. El siglo XX, Madrid: Taurus, pp101-133

La autora busca en este trabajo mostrar y analizar las dinámicas de los cuerpos sexuados a través de las relaciones sociales de sexos.

La autora se remite a periodos de entreguerras, donde la sexología se desarrolla siendo fiel al los modelos femenino/masculino, pasivo/activo, conquistador, conquistado etc. Para el momento, la sexualidad se relaciona exclusivamente con lo masculino, pues no se suponía que la sexualidad femenina existiera a raíz que se relacionaba exclusivamente con la gestación.

Es partir de la tardía comprensión del ciclo menstrual femenino, que no es sino hasta 1930, que se llega a la medicalización del cuerpo con relación a la sexología, la cual se hace terapéutica al enfocarse en el cuerpo femenino, se desarrolla la obstetricia y la anticoncepción medica (pp:114), pues hasta la fecha funcionaba al azar. Las nuevas ciencias como lo fueron la endocrinología, la psiquiatría y la genética, logran modificar la identidad de los sujetos (pp:111).

Dice Sohn que el surgimiento de la ginecología se da como una forma de controlar la vida sexual femenina (pp: 114), desde incluso mucho antes de que esta se inicie (desde la niñez), hasta la muerte de la mujer. Es importante dar cuenta que no existe una disciplina igual para los hombres.

La transexualidad que era vista en la “Belle Epoque” (pp:115) como una enfermedad, pasa a ser reevaluada y reivindicada a partir del debate de la identidad sexual; pero en 1981 con la aparición del sida la sexualidad vuelve a ser un problema de salud pública y el derecho al placer es asociado  a la libertad por procrear, entonces surge  la necesidad de disociar la sexualidad de la reproducción, encaminados a que esta sea para todos y así reivindicar el derecho al placer, a través del consentimiento y el rechazo a la violencia. (pp:131) El cuerpo es portador de valores y centro de poder, se produce entonces lo que se conocería como la liberación sexual, pero que no debe confundirse con la liberación de la mujer, dado que la emancipación sexual y la igualdad de sexos no se llega a suponer exactamente.(pp:133)

En conclusión durante el SXX se pone en evidencia la vida sexual de las personas a través del psicoanálisis que pasa a definir la felicidad y el bienestar, la sexualidad y la libertad sexual, si no se siente deseo y/o placer esto puede llegar a ser patológico y se debe asistir al sexólogo, la definición de amor es erotizada y sexuada así mismo desaparece el pudor relacionado con la desnudes; siempre y cuando muestre características desarrolladas en privado que lo haga mostrable, entonces es pertinente preguntarse ¿Qué se puede mostrar? Y ¿después de qué? En relación a esto es conveniente pensar que, mientras más libertades existan también existen más regulaciones.

Gilman, Sander L.(1999). Making the Body Beutiful. A Cultural History of Aestetic Surgery. Princeton and Oxford: Princeton University Press, (2001), pp. 258-174.

Sander L. Gilman es un distinguido profesor de  las artes liberales  y ciencias  en la Universidad de Emory,  donde es el director del programa de psicoanálisis es autor de cerca de setenta libros algunas de sus lectueas de Oxford s Multiculturalism and the Jews publicado en  in 2006; su  volumen más reciente , Race and Contemporary Medicine:  Biological Facts and Fictions apareció en  2007. (http://www.psp.emory.edu/SanderGilman/index.html)

El autor problematiza varios asuntos relacionados con la cirugía estética al cuestionarse si constituye o limita la identidad sexual de las personas y la relación de esta con el yo interno y externo, la autenticidad y la autonomía. Al mismo tiempo se pregunta qué sucede si la cirugía no es realizada con éxito de acuerdo a la conformidad o inconformidad de los pacientes.

En cuanto a las cirugías que generan inconformidad de parte de los pacientes, sitúa la circuncisión y con relación a ella, un proceso quirúrgico contrario que llama des- circuncisión, que se realiza para aliviar el sentimiento de no estar completo por parte de los pacientes, lo que se relacionan directamente con el placer y la necesidad de “pasar como” (pp:288). Las cirugías transexuales se abordan como un problema de subjetividad, asociado a la asignación sexual supeditados a los límites de lo masculino y de lo femenino, donde los individuos sienten que deben pasar como miembros del otro sexo. Es aquí donde el autor se pregunta, sí el cuerpo construye o limita la identidad sexual a través de la cirugía estética (pp271).

En cuanto a la edad y el género, dice que constituyen grandes diferencias en cuanto a los conceptos de belleza y edad que son manipulados a través de la cirugía estética, dado que mientras las mujeres la utilizan para pasar como jóvenes, los hombres la utilizan para ser jóvenes, es decir en los hombres está más ligado a el desempeño del cuerpo, más concretamente en el ámbito sexual mientras que las mujeres se preocupan más por la apariencia del cuerpo y la imagen que proyectan (pp:296)

En conclusión el autor argumenta que las cirugías estéticas en su gran mayoría responden a fenómenos de dismorfologia donde la persona no se ve como la ven los demás y la imagen en el espejo, no concuerda con la idea que se tiene y que se quiere de sí mismo, la persona busca  un rejuvenecimiento  del espíritu encaminado a la paz  mental y felicidad, a la vez de borrar preocupaciones  odios y penas del pasado.

Freund, Peter (1998).”Bringing Society into the Body” Theory and Society, 18:839-864.

PETER FREUND es profesor de Sociología en Montclair State University en New Jersey, Estados Unidos.  A escrito varios libros entre ellos: Health, Illness, and the Social Body: A Critical Sociology (1991). The Civilized Body. Social Domination, Control, and Health (1982).

El autor intenta mostrar el cuerpo como un ente tanto biológico como producto de una construcción social, presentando lo que él llama “fisiología fenomenológica”. Basa su argumento en el análisis de los estudios realizados por Freud en el libro Malestar en la Cultura  de 1930 donde habla de mecanismos de control social como medios para  reprimir los comportamientos  instintivos de las personas; también analiza el trabajo de Elias en el Proceso Civilatorio de 1939 y presenta como se fija el control social a mecanismos acordes a los niveles del estado nación y al capitalismo emergente en la sociedad; usa también textos de Focault donde este nos habla de los mecanismos de poder sobre el cuerpo que penetran al alma de los sujetos;  y por ultimo analiza el trabajo de Turner de 1984 Cuerpo y Sociedad y desarrolla un trabajo de la sociología del cuerpo con argumentos sistemáticos, pero le critica que a pesar de tratar de hacer una mirada diferente al final termina creando un cuerpo incorpóreo.

Freund combina estos textos para llegar a ilustrarnos a que se refiere con la fisiología fenomenológica como una regulación biológico social encaminada a una regulación del ambiente interno del cuerpo criticando fuertemente la biología cartesiana del cuerpo de Lewontin, pues dice que creó una falsa dicotomía entre el cuerpo y el ambiente.

El autor se dedica a mostrarnos ejemplos de cómo las formas de control social están conectadas con contextos históricamente variables de producción y consumo, así como las relaciones de dominación.

Tal vez uno de los argumentos más importantes es la relación que hace entre cuerpo y trabajo, tiempo y movimiento. Es cuando nos presenta las consecuencias y los efectos de la estructura social y de control sobre el cuerpo de acuerdo a parámetros de raza, genero, y edad, Freud nos muestra un ejemplo donde los hombres afroamericanos aunque se sentían en un rango inferior debían tener comportamientos muy fuertes de cortesía y autorregulación y como esta represión de la ira conlleva a problemas de presión arterial.

Con respecto a las mujeres, muestra como existe una construcción de cuerpos socialmente apropiados regulado por normas que la mujer debe seguir establecidas mucho antes de nacer, esta construcción social de factores tienen una notable influencia sobre el cuerpo, pues este adquiere e interioriza las nociones sociales  hasta convertirlas en una realidad fisiológica.

Pedraza, Gomez Zandra, (2007) “ saber emocional y estética de si  mismo”: la perspectiva de medicina Floral” Antropologica, 25: 5-30

Zandra Pedraza Gómez es antropóloga y doctora en Ciencias de la Educación y Antropología Histórica por la Universidad Libre de Berlín. Actualmente se desempeña como profesora asociada del Departamento de Antropología de la Universidad de los Andes, Bogotá D. C., Colombia. Correo electrónico: zpedraza@uniandes.edu.co.

Medicina floral

La autora desarrolla su trabajo tratando de establecer hasta qué punto el saber emocional es estético o político, en torno a esto  involucra procesos de autoconocimiento  que necesariamente están ligados a la transformación  personal del yo.

La medicina floral no es un asunto basado en la fe, ni en la magia, que es lo que automáticamente se asocia a las ideas de medicina alternativa que no se rigen  al viejo modelo anatómico de conocimiento del cuerpo que funciona bajo principios de la física  mecánica. Está íntimamente ligado a la nueva mecánica cuántica y se basa en la vibración de ciertos elementos que al ingerirse afectan las vibraciones naturales del cuerpo y consecuentemente el orden emocional y formal de la persona basado en las investigaciones del médico ingles Eduard Bach.(pp:18)

Esta investigación trabaja sobre la aparente dicotomía mente-cuerpo y observa la subjetividad como respuesta a la biopolitica a través del auto diagnosis la necesidad de conocer y monitorear las emociones. El control de los afectos se traduce a normas preestablecidas que auto-modelan el yo como un proceso consiente de autoconocimiento (pp:13). Así pues la medicina floral es tomada como una práctica estético-política traducida en una forma de autogobierno. (pp:26)

En conclusión, el texto argumenta que las innumerables opciones de medios bioenergeticos, de auto-monitoreo de autoayuda y autoconocimiento,  a los cuales las personas tienen acceso hoy en día  y en este caso la medicina floral, hacen pensar al  cuerpo como  un ente que es más que anatómico y generaliza la idea  que el mundo emocional de cada persona da sentido a la propia experiencia, acerca de sensibilidad individual, donde la persona hace uso de su libertad y se auto-gobierna bajo aquellas normas que ha adoptado dentro de su subjetividad y que le resultan más provechosas para la construcción del yo.


[1] http://www.luventicus.org/articulos/02A027/foucault.html