En este trabajo me ocupare de analizar lo que la frase nos dice, y lo que está contenido en ella, pues de entrada la considero un conjunto de afirmaciones que están llenas de mitología mediática e imprecisiones, lo que la convierten en una gran falacia, no desde el punto de vista moral, pues considero de poca relevancia dar una respuesta de mi parte que contenga esta clase de juicios, sino desde el punto de vista lógico.

Considero que es sumamente importante tener conocimiento sobre el tema iraquí y así tener un dominio responsable del mismo, para así saber de qué se está hablando. Mi argumento para la afirmación inicial, lo presentaré al   analizar tres puntos: primero, no pienso que realmente exista una segunda guerra en Iraq, segundo, el conflicto no es exclusivo de los EEUU y tercero, lógicamente si no hay una segunda guerra tampoco hay una primera, simplemente hay una guerra, lo que compromete el supuesto de “sustento moral” si es que lo hay.

A principios del SXX, en 1918 tras la derrota Turca por parte de Inglaterra y Francia se procede a la división del territorio del antiguo Imperio Otomano por parte de estas dos potencias occidentales de la época, tal cual se había hecho en África. Es importante resaltar que esta división territorial fue basada en convenciones y conveniencias geográficas desde el punto de vista estratégico para  Francia e Inglaterra, desconociendo la diversidad cultural, étnica y religiosa que existían y existen como remanentes de los antiguos imperios que allí se desarrollaron durante miles de años; así pues Inglaterra paso a dominar un territorio donde estaban los  árabes alrededor de Albashra (sur) que practicaban la forma shii del islam, los árabes alrededor de Bagdad  que eran Sunni,  la mayoría de las tribus beduinas  que eran  sunni, pero que  eran vistos como ladrones ignorantes por la elite de Bagdad,  y  los kurdos (norte) que  también eran sunni  pero no árabes y su cultura era diferente a la de los vecinos del sur y además de esto dentro de las áreas kurdas y árabes  vivían poblaciones  de cristianos asirios, cristianos chaldeanos,  persas iraníes, musulmanes, turcomanos y judíos.( Williamson & Scales 2003 pp 17).

El territorio anterior es lo que se conocería como Iraq tras el reconocimiento de La Liga de las Naciones en 1938, bajo el reinado de Faisal I, quien había luchado en contra del Imperio Otomano y había sido instituido por los ingleses para tratar de controlar los conflictos surgidos por la disparidad étnico-religiosa que existía. Este aliado favoreció a sus copartidarios sunni a pesar de ser minoría, por lo cual vivían desconfiando de su contraparte shii en el sur, así pues se decidió expulsar a todos los clérigos iraníes que pudiesen tener influencia sobre estos pueblos. No hay que pasar por alto que Inglaterra seguía teniendo bases aéreas en Iraq y eran quienes determinaban las políticas exteriores. (Williamson & Scales 2003 pp 21).

El 14 de julio de 1958 Abdul Karim Qassim acabaría con la monarquía Iraquí tras un golpe de estado. Es aquí donde empiezan las relaciones de amor y odio con EEUU, que preocupado por las obvias tendencias izquierdistas y comunistas de este nuevo régimen y las cercanas relaciones con la Unión Soviética, decide apoyar al partido nacionalista Baath que desde los años 30s se venía formando gracias a dos intelectuales sirios llamados Michel Aflaq y Salah-al –Din al- Bitar bajo el ideal de una nación árabe. Este apoyo estadounidense se manifestaría en el posterior golpe de estado del 63 donde el partido Baath subió al poder.

Cinco años después en 1968 a raíz de la derrota árabe en la Guerra de los Seis Días, Iraq rompe relaciones con EEUU, pues lo acusa de apoyar a Israel.

EEUU se convierte en un importante socio de Irán bajo el gobierno del Sha, lo que terminaría abruptamente con la institucionalización del gobierno antiamericano pro islámico del Ayatollah Homeini.

En 1980 suceden dos hechos importantes casi simultáneos, primero la toma de rehenes estadounidenses en Irán dentro de la embajada americana y justo después Saddam Hussein, quien tras haberse instituido en el poder como presidente de Iraq hace tan solo un año (1979), luego de haber sido jefe administrativo del Baath y de la policía secreta iraquí, decide invadir a Irán pues alega que tratan de derrocar su gobierno. Lo que es visto con buenos ojos por parte de muchos estadounidenses y se manifestaría posteriormente en el restablecimiento de las relaciones diplomaticas con los Estados Unidos y la cooperación americana bajo el gobierno Reagan durante  los ocho años que dura la guerra con Irán (1980-1988).

en 1990 dos años después de finalizada la guerra con Irán,  Iraq enfrenta serios problemas fiscales y decide invadir Kuwait que era un pequeño país fronterizo con inmensas riquezas petroleras, pero casi de inmediato Estados Unidos bajo la presidencia de de  Georges H. W Bush Junto con otros países entre ellos Inglaterra y Francia en la operación “Desert Storm” obligan a retroceder a las tropas iraquíes pues la ocupación de Kuwait afectó los precios del petróleo a nivel mundial y ponía en serio peligro los intereses de estas naciones.

¿Fue en este momento que realmente empezó la guerra contra Iraq por parte de occidente donde las potencias militares de occidente, pasaron de tomar medidas coercitivas al uso directo de la fuerza?,

La diferencia de estas dos posiciones es que en la primera, es decir en la coerción no hay necesidad de aceptar responsabilidad por ocupación de territorio ni la administración de la sociedad del oponente, mientras que la fuerza acarrea inmensa responsabilidad. (Hallenberg & Karlsson. 2005 pp143-167).

Algo que no es muy conocido es el hecho que EEUU, Inglaterra y Francia  (esta última hasta 1998) instituyeron en Iraq lo que se conocería como no flying –zones, que era  una porción de territorio donde no podían sobrevolar naves iraquíes y desde donde se bombardeaban  blancos  iraquíes durante el periodo que comprendió 1991 y 2003 y en la operación “Southern Focus” doce meses anteriores a la autorización al uso de la fuerza por parte del senado a Estados Unidos, se intensificaron los ataques más allá de las no- flying zones[1].

El 20 de marzo del 2003 a las 5:34 am hora de Bagdad, empieza la operación “Iraqi Freedom” una guerra sin antecedentes en la historia pues fue transmitida casi en vivo y directo por las principales agencias de noticias en todo el mundo. Esta ofensiva militar conllevaría a la ocupación del territorio Iraquí por parte de los países miembros de lo que se llamaría “coalition of the willing,” que básicamente consistía en un 98% de tropas británicas y americanas que conformaban un contingente de aproximadamente 300.000 soldados.[2]

Entonces vale la pena preguntarse ¿cuándo acabo la primera guerra para dar paso a la segunda?, si los ataques nunca cesaron, lo que sí se puede observar es simplemente una serie de operaciones que empezaron como tácticas coercitivas de inteligencia hasta el uso de la fuerza a través de varias operaciones militares encaminadas únicamente al dominio total de un territorio dentro de un área económica, política, religiosa, geográfica y  militarmente  clave, que siempre, desde la caída del Imperio Otomano a principios del SXX hasta el día de hoy,  ha estado bajo la mira y la influencia de las principales potencias económicas y militares de occidente, hoy Inglaterra y EEUU.

Interpreto el discurso que iniciara la operación “Desert Storm” que fuera expresado exitosamente en Marzo 6 de1991, por el entonces presidente de EEUU Georges H.W Bush[3] (padre), sobre la libertad y el nuevo orden, como la búsqueda de las potencias occidentales de implantar modelos neoliberales comunes, en aras de una globalización total, donde las creencias religiosas políticas o culturales propias de los pueblos lleguen a ser irrelevantes en el desarrollo de los mercados mundiales.

así el desafortunado intento de su hijo Georges W. Bush en su búsqueda de armas de destrucción masivas (que nunca encontró) desarrolladas por el “axis of evil” que comprometerían la seguridad  mundial y que fundamentado en más de 935[4] declaraciones falsas después de 9-11, para justificar su invasión a Iraq, haya tenido menos éxito y así la invasión haya sido calificada como ilegal por parte de el secretario general de las Naciones Unidas Kofi Anan[5]; es difícil pensar que estemos hablando de dos diferentes motivaciones y si se quiere sustento moral. Siguiendo este razonamiento, en la afirmación “La segunda guerra de EEUU en Iraq, a diferencia de la primera, no tiene sustento moral” la considero totalmente falsa, a razón de que si se ha de suponer que la “primera” tuvo sustento moral entonces la “segunda” también, pues simplemente y como ya lo argumenté, estamos ante la misma política la misma guerra pero en diferente operación militar.

Bibliografía

Hallenberg Jan; Håkan Karlsson,2005 The Iraq War European Perspectives on Politics, Strategy and Operations , Routledge, UK.

Williamson Murray, Robert H. Scales 2003, The Iraq War: A Military History, Harvard University Press.


[1] ( http://www.newstatesman.com/200505300013).

[2] (http://geocities.com/jdejoannis/Coalition/).

[3] “What is at stake is more than one small country, it is a big idea—a new world order, where diverse nations are drawn together in common cause to achieve the universal aspirations of mankind: peace and security, freedom, and the rule of law”

[4](http://www.publicintegrity.org/WarCard/http://www.washingtonpost.com/wpdyn/content/blog/2008/01/23/BL2008012301758.html?hpid=opinionsbox1/)

[5] http://news.bbc.co.uk/2/hi/middle_east/3661134.stm