Ruth Benedict, American anthropologist

Image via Wikipedia

En junio de 1944, las autoridades estadounidenses -desconcertadas ante las dificultades para predecir el comportamiento del enemigo en el Pacífico y necesitadas de un repertorio de soluciones para acelerar la victoria primero e institucionalizar la ocupación después- encargaron a RUTH BENEDICT un estudio de antropología cultural sobre las normas y valores de la sociedad japonesa. Resultado del trabajo llevado a cabo, EL CRISANTEMO Y LA ESPADA -título que hace referencia a las paradojas del carácter y el estilo de vida japoneses- se convirtió prácticamente desde su aparición y hasta el día de hoy en un clásico imprescindible para aproximarse al conocimiento de los complejos patrones de la cultura japonesa, que explican no sólo el militarismo de tiempos pasados, sino también la fabulosa expansión pacífica llevada a cabo por el pueblo japonés desde el final de la Segunda Guerra Mundial.

Ruth Benedict (6 de junio de 1887 – 17 de septiembre de 1948)
Nació en la ciudad de Nueva York, y estudió en el Vassar College de esa ciudad, donde se graduó en el año de 1909. Ingresó a la Universidad de Columbia en 1919, donde fue estudiante del curso impartido por Franz Boas. Se recibió como doctora en filosofía en 1923. Algunos de sus compañeros fueron Margaret Mead y Marvin Opler. Se la puede considerar una mujer adelantada a su época.
Boas, su maestro y mentor, fue llamado padre de la antropología estadounidense. Sus puntos de vista acerca del modo de la antropología para encarar el análisis de la sociedad se reflejan especialmente en Ruth Benedict. La postura de Boas acerca del racismo (contenida en Race, Language and Culture) alcanzan la obra de Benedict, quien afirmaba en Patrones de Cultura que la cultura de cada pueblo es única y sólo puede ser comprendida desde sus propios términos.
En el contexto de la Segunda Guerra Mundial, Benedict participó como colaboradora del Ejército de los Estados Unidos. La tarea específica encargada a la autora fue el análisis de la cultura japonesa, con el propósito de comprender cuáles eran los principios más importantes del patrón cultural de los japoneses. En teoría, esto daría a los militares estadounidenses una ventaja sobre sus oponentes asiáticos. El fruto de esa investigación fue El crisantemo y la espada.